De qué forma freír un pavo

por calpee

Si asas un pavo apropiadamente, te convertirás en el héroe indiscutible de tu próxima celebración de Navidad. Hecho adecuadamente, un pavo asado es una opción alternativa muy jugosa y bienvenida a un pavo asado que se cocina bastante de manera fácil. No obstante, freír supone cocinar con un sinnúmero de aceite muy ardiente; por ende, debe hacerse con precisión. Por cuestiones de seguridad y gusto, planifique sus papas fritas con múltiples días de anticipación.

Antes de siquiera meditar en freír, reúna todos y cada uno de los utensilios que precisa, incluyendo una caja fuerte contra incendios de aceite (¡jamás se conoce!), Un extintor, múltiples bandejas para asar de aluminio, paños de cocina, pinzas y un termómetro para carne y aceite. Cerciórate de tener un gancho para bajar y subir el pavo en el aceite.

Y asegúrese de tener un espacio seguro para asar: una área nivelada y también ignífuga (no su terraza, por favor). Además de esto, pídale a alguien que se quede con el pavo mientras que está en la freidora. Y decida por adelantado de qué forma desechará el aceite utilizado.

Paso 1: escoge tu pavo

Escoja un pavo mucho más pequeño; Deseas un pájaro que sea de una cuarta parte a una tercer parte del tamaño de tu freidora. Esto deja bastante espacio a fin de que el aceite rodee absolutamente al ave en el momento en que lo sumerjas. Un pavo de 10 a 12 libras (4.5 a 5.4 kilos) es buen tamaño para la mayor parte de las freidoras al aire libre. Tenga presente el peso del pavo. Planee asar el pavo a lo largo de 3 a 3 1/2 minutos por libra. Consejo veloz: antes de poner en salmuera su pavo, colóquelo en su freidora y llénelo con agua hasta el momento en que cubra el ave. Retire el pavo, marque el nivel del agua y va a saber que todo cuanto precisa realizar es añadir bastante aceite mientras que lo fríe.

Paso 2: descongelar el pavo

Publicar un pájaro congelado en aceite ardiente puede ocasionar una explosión. Conque asegúrese de tener bastante tiempo para descongelar totalmente su pavo. Este producto le afirmará precisamente cuánto tiempo debe aceptar según el tamaño de su ave.

Paso 3: salar el pavo

En el momento en que asa un pavo, no puede ocupar la cavidad con sabores como lo realiza en el momento en que lo asa. La fricción en la piel va a desaparecer y arderá, y las yerbas frescas bajo la piel probablemente asimismo arderán. No obstante, el encurtido le da la posibilidad de condimentar la carne antes de cocinarla y asimismo asiste para sostener el ave jugosa. Asimismo puede inyectar la carne con un adobo si lo quiere.

Puede elaborar una salmuera básica unos días antes de asar su ave. Mezcle 1 1/2 tazas (360 mililitros) de sal kosher, 1 taza (240 mililitros) de azúcar o azúcar morocha y 1 pinta (0.9 litros) de agua. Revuelva hasta el momento en que la sal y el azúcar se disuelvan (o, de forma alternativa, ardiente la mezcla y revuelva para disolver). Añade 3 litros (2.8 litros) de agua muy fría y revuelve. Ponga el pavo descongelado en un envase grande no reactivo (acero inoxidable, cerámica o vidrio). En el momento en que la salmuera esté a 40 grados Fahrenheit (4 grados Celsius) o mucho más fría, vierta la salmuera sobre el pavo y sostenga la temperatura del agua bajo los 40 grados. Salmuera a lo largo de 24 horas.

Paso 4: seca el pavo

Una vez que su ave haya estado en salmuera a lo largo de 24 horas, deseará dejarla secar. Este paso transporta un día terminado, pero deja la piel crocante y sostiene el pavo con un aspecto interesante y seco, lo que es primordial al freír. (Si no posee tanto tiempo, puede secarlo con una toalla de papel, pero este procedimiento es muy superior).

Despeje un estante de su refrigerador (preferentemente el estante inferior para eludir que el jugo de pavo crudo se derrame sobre otros alimentos). Ponga una reja para secar dentro o en el fondo de una sartén grande y poco profunda. Retire el pavo de la salmuera y deseche la salmuera. Seque el pavo con palmaditas. Pone el pavo en el grill y déjalo chorrear en el frigorífico sin tapa a lo largo de 24 horas.

Paso 5: ¡es hora de freír!

Saque el pavo del refrigerador, colóquelo en un envase de aluminio limpio y déjelo descansar a temperatura ámbito a lo largo de 30 a 60 minutos. Esto va a ayudar a que el pavo se cocine mucho más veloz y de forma mucho más traje.

Hasta entonces, configure su freidora según con las normas del desarrollador. Añada su aceite solo hasta la línea de llenado que marcó previamente. Prosiga las normas para llevar el aceite a la temperatura de fritura adecuada, 350 grados Fahrenheit (176 grados Celsius). (El aceite de maní, el aceite de maíz, el aceite de canola, el aceite de semilla de algodón, el aceite de cártamo, el aceite de soja y el aceite de girasol son buenas opciones).

Sumerja el pavo en el aceite ardiente muy poco a poco, precisamente un cuarto de las aves de corral al unísono, y espere de 1 a 2 minutos entre cada paso. Bajar de forma lenta el pavo va a ayudar a que el aceite sostenga la temperatura adecuada para freír. Recuerde, el pájaro frío bajará la temperatura del aceite, conque déle tiempo al aceite a fin de que se ardiente. Si remoja el pavo bastante veloz, la temperatura del aceite puede caer bajo la temperatura de fritura y solo cocinará el pavo en el aceite. Freír las focas en los jugos; los jugos se dejan libre al cocinar.

Freír el pavo a lo largo de precisamente 3 a 3 1/2 minutos por libra, hasta el momento en que la temperatura interna sea de 71 grados centígrados. El USDA le insta a cocinar las aves de corral a 165 grados Fahrenheit (73 grados Celsius), pero si saca el pavo a 160 grados, proseguirá cocinándose por el calor residual, un fenómeno que los chefs llaman “cocción retrasada”. Si deja el pavo en el aceite hasta el momento en que alcance los 165 grados, sigue cocinando y consigue una temperatura final de 170 grados Fahrenheit (76 grados Celsius) o mucho más, entonces el pavo está seco.

Saque el pavo de la freidora y colóquelo en un asador de aluminio limpio a fin de que escurra. Los instantes siguientes a sacar el pavo de la freidora son una enorme ocasión para añadir un gusto plus. a varios chefs les agrada diseminar el ave para secarla en este punto.

Paso 6: reposar, reposar, reposar

Este es quizás el paso más esencial para un pavo jugoso. En el momento en que el pavo esté cocido, cúbralo sin apretar con papel de aluminio y déjelo descansar a lo largo de cuando menos 30 minutos antes de cortarlo. Esencialmente, deseas enfriar el jugo del pavo. Si lo corta bastante próximamente, el jugo se derramará y su pavo se secará.

En el momento en que haya dejado descansar el pavo, córtelo en rodajas como lo haría comunmente y disfrute del banquete.

Fuente original

You may also like