Los diamantes son los más destacados amigos de un vino[

por calpee

¿Alguna vez has terminado con pequeños cristales saliendo de tu corcho de vino o bien asentándose en el fondo de tu botella de vino?? Despreocúpate. No indican que su vino esté malcriado. Todo lo opuesto, de hecho. Esas joyas inocuas y también sosas se llaman “diamantes de vino”, y no por su aspecto cristalino.[

Los diamantes de vino se consideran un signo de calidad, cuando menos a los ojos de sumilleres y enólogos que comentan que su presencia indica que un vino no se ha procesado en demasía.[

Los diamantes de vino no son diamantes, naturalmente. Son trozos de bitartrato de potasio, asimismo conocido como tartrato de hidrógeno y potasio o bien ácido tartárico, y son un subproducto de la vinificación. Los diamantes de vino se forman durante el desarrollo de fermentación en botellas o bien en tanques de bodega cuando el vino se almacena a temperaturas inferiores a 50 grados Fahrenheit (10 grados Celsius).[

Los diamantes de vino tampoco son infrecuentes. “Los cristales de tartrato son tan naturales para el vino como las semillas para una sandía”, ha dicho el profesor de vinos y maestro sumiller Ronn Wiegand en un comunicado para la bodega Jordan de California.[

Los cristales tienen la posibilidad de formarse en vino tinto o bien blanco, pero se ven con mayor frecuencia en vinos blancos. Esto se origina por que los vinos blancos tienen dentro niveles más altos de ácido tartárico, son más claros y generalmente se sostienen a temperaturas más frías. Además, los vinos tintos en general se someten a un proceso de envejecimiento en barrica más largo que deja que los cristales caigan naturalmente en el fondo de los barriles.[

Algunos enólogos usan un desarrollo llamado estabilización en frío para achicar la cantidad de diamantes de vino en botellas. Esto supone enfriar el vino mientras se sienta en los tanques de fermentación. La estabilización en frío fomenta la capacitación de cristales para que puedan filtrarse antes del embotellado. Mas no es un desarrollo infalible ya que los cristales aún tienen la posibilidad de formarse en botellas si se almacenan a temperaturas más frías.[

Si sacas una botella de vino y ves pequeños cristales en el corcho o bien los notas asentados en el fondo de tu botella, despreocúpate. Son inofensivos y no afectan el gusto del vino. Mas si halla su fachada poco apetecible o bien estremecedora cuando unos pocos terminan en su boca mientras bebe las últimas gotas de su vaso, hay cosas que puede llevar a cabo para evadir que se formen. Almacene su vino a temperaturas entre 55 y 60 grados Fahrenheit (12.7 a 15.5 grados Celsius) y enfríelos totalmente inmediatamente antes de ser útil, si es necesario.[

Si todavía encuentra los cristales en el fondo de la botella (puede suceder) y prefiere no arriesgarse a que entren en su vaso, puede verter el vino por medio de una gasa o bien decantar el último cuarto de botella de vino.[

Fuente: Jennifer Walker-Journey

You may also like